Nuestra historia

Nuestro orígenes

KEB.

1972

Fundación de la empresa Karl E. Brinkmann GmbH

Desarrollo, producción y distribución de embragues y frenos electromagnéticos. Hace varias décadas que estos productos se utilizan como la solución clásica exitosa para encender y apagar y para frenar unidades principales y auxiliares de las máquinas.

1985

COMBIVERT 56: producción de la primera generación propia de convertidores de frecuencia.

A mediados de la década de los ochenta, los accionamientos de velocidad variable para la adaptación a los procesos se pusieron de moda y rápidamente acabaron convirtiéndose en una solución propia equipada con las últimas innovaciones. 

Actualmente, los convertidores de frecuencia y los servoaccionamientos son los productos más vendidos, y en su fase de desarrollo actual están integrados a un control superior, con visualización y mantenimiento remoto, que forma parte de la automatización completa de máquinas e instalaciones.

1993

Fundación de la empresa KEB Schneeberg

Ampliación de la gama de productos a través del desarrollo y la producción propios de motores reductores.

2000

Ampliación del área de negocio de la tecnología magnética

La fabricación más moderna en las nuevas plantas de producción Fábrica 2- Südstraße. La segunda fase de ampliación se llevó a cabo en 2008 con la posterior duplicación de la superficie de la nave y además un nuevo centro de formación.

2005

Control & Automation

Desarrollo y producción de tecnología de control integrada para PLC y sistemas de control de movimiento. Conceptos y soluciones preferiblemente para estructuras de control inferiores de sistemas de PLC establecidos.

2013

KEB se transforma en el proveedor de soluciones de automatización completas

Creación de una amplia gama de productos de automatización basados en IPC, que va desde la visualización, pasa por el mantenimiento remoto e incluye el CNC y las herramientas de software respectivas para una automatización completa.

2017

Cambio de nombre a KEB Automation KG

Con la adición de «Automation» se visibiliza la orientación activa de la empresa en comparación con el enfoque anterior de proveedor de sistemas de tecnología de accionamiento para la ingeniería mecánica.


Desde un buen principio, además de la competencia clave en ofrecer soluciones técnicas, su objetivo fuer desarrollar una elevada fabricación propia en las instalaciones de producción más modernas y utilizar los extensos conocimientos sobre aplicaciones en casi todos los ámbitos de la ingeniería mecánica y la construcción de plantas modernas, que garantizan esencialmente el éxito de la empresa. 

En sus inicios, la superficie de producción fue de tan solo 1.000 m². Esta se amplió en el transcurso de los años hasta superar los 40.000 m² en la casa matriz de Barntrup y de 15.000 m² de la fábrica de motores reductores de Schneeberg. Fuera de la región EMEA, estas fábricas garantizan el abastecimiento rápido de las instalaciones de fabricación en América, China y Japón.